Ciudad de Guatemala, 26 jun (AGN).- La histórica unión aduanera entre Guatemala y Honduras se pone en marcha este lunes en la frontera Entre Ríos-Corinto y se da pasó libre al tránsito de casi el 80 por ciento de las productos y personas entre los dos países centroamericano..

Los presidente Jimmy Morales (Guatemala) y Juan Orlando Hernández (Honduras) convergerán en esa zona frontera para inaugurar la primera unión aduanera entre dos de los tres países que integran el Triángulo Norte de Centroamérica.

En el 2014 los entonces presidentes de los dos estados instruyeron a su gabinete a precisar acciones para dar inicio a las negociaciones para concretar las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas en materia aduanera, tributaria, migratoria, sanitaria, fitosanitaria, entre otras.

Para febrero del siguiente año los mandatarios firmaron un acuerdo histórico que daría vida al proceso que se había iniciado 64 años atrás (1951) con la conformación de la Organización de Estados Centroamericanos.

Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señalan que la integración aduanera incrementaría los ingresos tributarios alrededor de 40 millones de dólares al mes.

Además, se prevé que el crecimiento económico aumente entre 0,4 y 1 por ciento anualmente, así como las operaciones de exportación se espera que crezcan entre un 0,6 a 1,6 por ciento.

La medida también contribuye a fomentar la competitividad en el país, la promoción de los sectores estratégicos y de atracción de inversiones, la reducción de los costos logísticos en un 25 por ciento y el aumento de la velocidad del transporte de carga.

Guatemala y Honduras representan el 46 por ciento del Producto Interno Bruto de la región, además poseen el 40 por ciento del territorio centroamericano y el 42 por ciento de la población, lo que se traduce en un mercado potencial para los socios comerciales.

Unión aduanera

La unión aduanera es la integración de sistemas informáticos entre ambos países para conocer la trazabilidad y mejorar el control de las operaciones tributarias con el fortalecimiento de los sistemas de fiscalización.

Datos de la Superintendencia de Administración Tributaria señalan que la inversión para el proyecto es de 2.105 millones de dólares, que provienen del Banco Centroamericano de Integración Económica, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Sistema Económico de Integración Centroamericana, Sistema de Integración Centroamericana, Fondo España y Fondo Estructural.

El territorio aduanero de ambos países estará conformado por puestos fronterizos integrados en tres sitios, así como también 10 pasos como aduanas periféricas en distintos puntos del país.

Los puestos fronterizos integrados son lugares ubicados en el territorio intrafronterizo (frontera Guatemala Honduras) donde existen centros de control y centros de facilitación del comercio, donde se aplican las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas en materia aduanera, tributaria, migratoria y sanitaria.

Por aparte, las aduanas periféricas son una extensión de la potestad aduanera para las operaciones de ingreso y egreso de mercancías con destino o procedencia de un estado parte, donde se aplican las disposiciones anteriormente mencionadas.

Para registrar el movimiento de mercancías, los estados definieron el uso de la Factura y Declaración Única Centroamericana (Fyduca), que es un instrumento legal para efectuar exportaciones e importaciones entre los dos estados.

El proceso permite la transmisión electrónica y en tiempo real del pago de impuestos en el país destino, reduce tiempo y costos operativos para los agentes económicos y contribuye a tener seguros y mejores controles electrónicos.

El proyecto aduanero está contemplado dentro del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, el cual busca mejorar las condiciones de vida de la población de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Leer mas…